martes, 22 de enero de 2013

El modelo Lecter

Cultos, con una inteligencia por encima de la media, carismáticos... y asesinos en serie. Desde que el magnífico Hannibal Lecter de Anthony Hopkins nos deleitara en 'El silencio de los corderos' es habitual encontrar en series y sobre todo películas, este modelo de psico killer cuyo tatarabuelo y fuente de inspiración bien pudo ser Jack el Destripador. Tipos talentosos cuya, a priori, estimable contribución a la sociedad queda anulada por ese instinto que tan magistralmente bautizó Dexter Morgan como 'dark passenger' y que les impulsa a clavar objetos punzantes en pobres desgraciados que suelen responder a un definido, y obsesivo, modelo. El último representante de la estirpe acaba de aterrizar en Fox, con el nombre de Joe Carrol (James Purefoy) en 'The Following'

'The Following'  es producto de la mente de Kevin Williamson, conocido por su participación en 'Scream', la saga que resucitó al asesino en serie para la gran pantalla. Sin embargo el amor por la sangre y los artilugios afilados es lo único que une a 'Scream' con 'The Following'. La saga protagonizada por Courney Cox y Neve Campbell (me he acordado del nombre de esta última sin mirarlo, lo prometo ¿qué fue de ella?) se sustentaba principalmente en el desconocimiento de la identidad del asesino (que acababa siendo un adolescente descerebrado) y sus motivaciones (normalmente locas venganzas) sin embargo 'The Following' se decanta por el modelo Lecter, no solo presentándonos un antagonista con características muy similares a Hannibal (hasta tiene habilidades quirúrjicas) si no también por su estructura. Conociendo la identidad del asesino pasamos del gato y el ratón al tango de la muerte (sin embarazo final #SimpsonFacts)

En frente encontramos al personaje de Ryan Hardy, un cóctel de todos los tópicos del género (tipo duro, de mal carácter, solitario, experto en el asesino en cuestión, de casi nula vida personal, con alguna adicción) interpretado por Kevin Bacon que en su primer protagonista televisivo tendrá como reto aportar matices interesantes a un personaje que bebe de tantos lugares comunes.

En su título 'The Following' no hace referencia solamente a la persecución, seguimiento literalmente, entre policía y asesino si no al que promete ser el elemento estructurador de la serie. Y es que este Hannibal del siglo XXI tiene muchos followers y no precisamente twitteros. Porque si el padre de Carrol es el doctor Lecter su tío (paterno por su puesto) es Charles Manson del que hereda una secta de locos dispuestos a hacer lo que haga falta por él y con los que tendrá que lidiar Ryan Hardy (¿en casos autoconclusivos?)

El piloto agrada, noticia en drama en esta aciaga 2012-2013. A poco que Purefoy y Bacon estén correctos, la serie nos ofrezca buenas dosis de acción y sangre y los casos, de haberlos, sean mínimamente interesantes, 'The Following' se convertirá, puede que más por incomparecencia que por mérito, en el drama de la temporada, eso sí, con el permiso de papá Lecter, cuyo desembarco en NBC está a la vuelta de la esquina.




Leer más...