lunes, 11 de junio de 2012

Los adorables locos de Zooey

Ser la comedia revelación del año y estar protagonizada por la (increíblemente) adorable Zooey Deschanel eran motivos más que suficientes para rescatar New Girl del baúl de las series abandonadas por falta de tiempo. Y puedo decir que ha cumplido totalmente las expectativas que tenía sobre ella.

New Girl es una serie de personajes. Parece una definición extraña para una sitcom pero es así. No desarrolla gags hilarantes con un timing perfecto al estilo Modern Family. No tiene la originalidad y frescura que tuvo en su estreno How I Met Yout Mother. Por supuesto no alcanza las cotas de riesgo y experimentación de Community. La serie de la Deschanel jr. se basa en las excéntricas reacciones de unos personajes algo maniáticos y desequilibrados ante situaciones relativamente normales.

Ésta es la principal barrera que se econtrará cualquiera al asomarse a New Girl. Si no entras en los personajes, en como son, en como reaccionan, en como se relacionan (principalmente a gritos) es imposible que la serie te guste porque no tiene nada más a lo que agarrarse. Una vez superada esta traba New Girl se destapa como una sitcom muy divertida sustentada en la genial química que se desarrolla entre ellos, principalmente entre los 4 compañeros de piso, que acaban encajando a la perfección y a los que no te cuesta imaginar como amigos de toda la vida.

Si se le puede poner un pero a la primera temporada es precisamente sobre sus personajes, más concretamente sobre dos de ellos: Winston y Cece. Jess, Nick y Schmidt están bastante bien dibujados y funcionan tanto en tramas corales como en solitario, algo que no ocurre con los 2 anteriormente citados.

Con Wiston da la sensación de que no hay ningún tipo de línea a seguir, que su desarrollo se va improvisando sobre la marcha y éso da lugar a un personaje algo desenfocado. A veces parece que quieren convertirle en la voz de la razón dentro del piso, camino que descartan y retoman una y otra vez. Todavía no han encontrado su tono. Funciona como engranaje menor en la dinámica de los 4 compañeros pero bastante mal en solitario. Cece por su parte sí que es claramente la mente cuerda dentro de la locura reinante. Su mayor pega es que por ahora solo encaja con Jess y Schmidt y siendo una serie de tan solo 5 personajes necesitaría hacerlo también con los otros 2. Tampoco estaría mal que de vez en cuando se soltara un poco la melena.

Estos pequeños peros los salvan tanto la buena dinámica coral como los 3 personajes más potentes: Jess, Nick y Schmidt. Zooey está genial en su personaje de adorable nerd, esa tía buena inepta social, tan querible que solo puede existir en la ficción. Schmitd es probablemente el personaje comedia revelación del año, un Wolowitz musculado siempre a medio camino entre el patetismo y la genialidad. Y por último mi favorito Nick, el desequilibrado treintañero absolutamente perdido tanto en lo emocional como en lo profesional. Tres personajes geniales que hacen que New Girl merezca mucho la pena.

Recomiendo darle cuatro capítulos, lo que hace falta para pasar el test New Girl. Si te gustan los personajes encontarás una comedia muy disfrutable, quizás no a la altura de otras en cuando a risas o momentos memorables, pero siempre un gran lugar feliz que te dejará con la sonrisa en la boca. Con Zooey de por medio no podia ser de otra forma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada