miércoles, 9 de junio de 2010

House: The pursuit of happiness

¿Puede House ser feliz? ¿O esta condenado a una vida solitaria y desgraciada? Esta es la premisa sobre la que gira la sexta temporada de las vivencias del doctor más autodestructivo de la televisión.

En el ocaso de la quinta temporada, a raíz del suicidio de Kutner, asistimos al derrumbe definitivo de House. Su adicción a la Vicodina le lleva al delirio y la alucinación. Y es precisamente en este estado de conciencia alterada cuando se nos muestra lo que más anela. Tener a Cuddy a su lado, preocupandose por él, ayudandolo, amandolo. Cuando despierta a la realidad, cuando se da cuenta de que todo ha sido una visión, House se desmorona. No sabemos que le pesa más si el hecho de que su adicción le haya llevado al extremo de alucinar o el que la única felicidad que ha sentido en años haya sido una fantasía. Solo sabe que esta roto y que necesita ayuda.

Así arrancamos la temporada con el maravilloso Broken, capitulo doble que nos enseño la vida de House en el psiquiatrico y que por primera vez no incluyó ninguna trama médica. Allí el doctor consigue desengancharse de la Vicodina pero su psiquiatra le hace ver que si no cura sus profundas heridas emocionales será cuestión de tiempo que vuelva a recaer.

Por primera vez House tiene voluntad de cambiar. Ha tocado fondo, acepta que es infeliz y que quiere dejar de serlo. Y su vía para la felicidad es Cuddy. Pero ella se ha cansado de bailarle el agua al doctor. Esta con Lucas, va a vivir con él y es feliz. Así que House se refugiará en el sempiterno Wilson. Hasta que Wilson, superado lo de Amber también quiera rehacer su vida con una antigua amante. Es entonces cuando House se verá de nuevo totalmente solo. Todos los que le rodean son felices y él no consigue serlo. Desesperado acude a su psiquiatra en busca de respuestas pero al no encontrarlas se marcha para siempre, más hundido si cabe que en Broken.

Y en este clima llegamos al último capitulo de la temporada. Un derrumbe en un edificio moviliza a todo el Princeton Plainsboro. Mientras ayudan a la victimas House se topa con una mujer con la pierna atrapada. No consiguen sacarla y Cuddy y los bomberos empiezan a hablar de amputarla.

Poco antes de esto, ante los comentarios de House Cuddy le confiesa que esta comprometida con Lucas. Mazazo para el doctor que concentra todas sus energías en salvarle como sea la pierna a su paciente. Pero no puede, esta atrapada y no hay manera de sacarla
. Además a cada minuto que pasa aumenta el riesgo de perder más órganos a causa del aplastamiento. Sin embargo House y la paciente se niegan a amputar. Y Cuddy estalla. Recrimina a House que solo le lleva la contraria porque esta dolido. Le dice que no le ama, que nunca lo hará y que si le queda algo de decencia ayudará a salvar la vida de la paciente. Cuddy entra a intentar convencerla y cuando creemos que House esta demasiado ofuscado para hacer lo correcto, entra en escena. Tras un discurso brutalmente sincero sobre como arruinó su vida por intentar salvar su pierna, House convence a la paciente de que tiene que amputarsela. El mismo se encarga de hacerlo en una de las escenas más sobrecogedoras de la serie. Con la paciente fuera de peligro, House sube en la ambulancia para asegurarse que todo salga bien en la colocación de la protesis. Pero en el trayecto algo falla. La paciente sufre un colapso. Vemos la ambulancia llegar al hospital y a un grupo de médicos corriendo hacia ella, pero es tarde. Cuando las puertas de la ambulancia se abren encontramos a un House desolado ante el cadaver de su paciente.

Es la gota que colma el vaso. Abandonado por Wilson, rechazado por Cuddy y con la paciente en la que tan reflejado se ha visto muerta House no puede más. Desesperado llega a su piso y arranca el espejo de donde saca su alijo secreto de Vicodina. Contenemos el aliento mientras House se debate internamente con las pastillas en la mano. Cuando parece claro que se va a rendir,que ha abandonado toda esperanza de ser feliz, cuando empezamos a dislumbrar un final tenebroso para nuestro querido doctor, algo le detiene. Vemos una pierna. Es Cuddy. Ha dejado a Lucas, ha dejado de engañarse, quiere a House y no puede seguir reprimiendolo. ¿Como se qué no es una alucinación? pregunta el doctor. No lo es. Cuddy le coge la mano. Él tira las Vicodinas. Y por fin tras 6 temporadas de larguísima tensión sexual no resuelta, se besan. Toca ser feliz doctor. No te las arregles para joderlo.
Leer más...

viernes, 4 de junio de 2010

The Candidates: V

Aquí estoy otra vez con The Candidates, esta semana en mi particular lista de candidatos a suceder Lost traigo un remake de una mítica serie de los 80, que tiene por nombre una única letra y que nos enseño que no hay que fiarse de macizas extraterrestres porque pueden esconder lagartos en su interior... Seguro que ya sabeis que estoy hablando de ¡V!.

Antes de entrar en materia quiero recordar que esta es una sección libre de spoilers cuyo objetivo es dar a conocer series que puedan intentar llenar el graaaan vacio que nos ha dejado Lost, asi que sin más dilación empecemos.

¿Y esto de qué va?: V es el remake de la serie de 1984 con el mismo nombre. En ella seremos testigos de como en un día cualquiera gigantescas naves espaciales aparecen sobre las mayores ciudades del mundo. De la nave central, situada en Nueva York, emerge Anna, la lider de los visitantes, para proclamar que vienen en son de paz.

Mientras esto sucede la agente del FBI Erica Evans, siguiendo la pista de un terrorista, se topa con una reunión clandestina donde un grupo de humanos le cuenta la verdad sobre los visitantes: llevan años infiltrados en las más altas esferas del planeta y la llegada de las naves es el paso final de su plan para apoderarse de la Tierra. A partir de este momento Erica se une al movimiento de la resistencia, conocido como La Quinta Columna, entre los que se encuentra Ryan, un visitante desertor. Todos ellos intentaran salvar la Tierra de la amenaza de Anna pero no lo tendrán fácil ya que esta se ha ganado el favor de la humanidad al haber proporcionado cura para una gran variedad de enfermedades.

¿Tachada o Candidate?: Candidate aunque con ciertas reservas. Gustará mucho a seguidores de la original porque la historia es bastante fiel aunque quizas en esta temporada se haya desarrollado de forma un poco lenta. Las interpretaciones son en general bastante convincentes, sobre todo la de Morena Baccarin como la perfida Anna, que borda su papel de grandísima hija de p%&@+. Por último la serie es una buenísima excusa para volver a ver a Elizabeth Mitchel, nuesta querida Juliet, en acción, en el papel de la agente Evans.

En su contra tiene algo que puede pesar más que cualquier otra cosa: la audiencia. En general a sido baja y la serie consiguió renovar por una segunda temporada por los pelos. Si no mejora es dificil que haya una tercera. Hay que añadir que destacan para muy mal los efectos especiales ques son bastante cutres, miedo me da el aspecto real que tendrán los visitantes. Algo más de acción no le vendría mal aunque presumiblemente la tendremos en la segunda temporada.

En conclusión necesita mejorar para ser una candidate fiable (¡esos efectos!) pero es una serie recomendable. Habra que ver como evoluciona en la segunda temporada.
Leer más...

miércoles, 2 de junio de 2010

H.I.M.Y.M análisis de la quinta temporada

Como prometí en el analisis Doppelgangers toca comentar globalmente la quinta temporada de H.I.M.Y.M. En mi opinión ha sido la temporada más floja de lo que llevamos de serie, sobre todo por una serie de problemas que no tenían las anteriores y que desgloso a continuación:

Tramas poco significativas: Esta es la primera temporada en la que no hemos tenido una trama central que haya servido de hilo conductor para los 24 capítulos. Sospecho que esa era la misión de la unión Robin-Barney pero ante el descalabro que supusó, dando lugar a, para mi, los peores capítulos de la serie, los guionistas la finiquitaron tras solo 7 capitulos. Esto, unido a los continuos parones ha hecho que la quinta temporada pierda la sensación de continuidad. Sobre la madre, basta con decir que esta temporada la hemos visto un pie. A extremidad por temporada para la decimosexta la habremos visto de cuerpo entero.

Personajes: En esta quinta temporada se ha podido comprobar que Barney, y en menor medida Ted, eclipsan al resto de los personajes que se estan convirtiendo en mera comparsa para ellos 2. Revisandola a fondo encuentro que los peores capítulos coinciden con aquellos en los que Barney o Ted no tienen un protagonismo central. Me preocupa sobre todo Marshall, cada vez más encasillado en su papel de marido calzonazos bobalicón y alejado del Marshall lleno de manías y locuras.

Menos risas:
En esta quinta temporada H.I.M.Y.M. ha perdido gran parte de su frescura. Solo recuerdo un capitulo en esta temporada, The Playbook, que me hiciera reir a carcajada limpia, el resto han pasado por ser capítulos entretenidillos con un par de gags salvadores, y esto es lo peor que se puede decir sobre una comedia.

Grandes decepciones:
Ya me pasó con la celebérrima cabra y esta temporada me ha vuelto a pasar otras 2 veces, a grandes expectativas grandes decepciones. Slapsgiving 2 y Girls vs Suits apuntaban a ser 2 de los mejores capítulos de la temporada, y quizas de la serie, y se quedaron en 2 grandes chascos. La historia de la tercera bofetada resultó no tener la más mínima gracia y el anunciadísimo capítulo 100, que supuestamente sería un musical, pasó a ser un capítulo normalito con tan solo un número musical final. Esperemos que el Doppelganger de Barney no pase a engrosar la lista de las grandes decepciones de la serie.

Estos han sido bajo mi punto de vista los principales problemas de la quinta temporada.Dicho esto no hay que caer en el fatalismo, la serie sigue siendo una buena comedia de muy recomendable visionado pero los guionistas tienen que ponerse las pilas. Parece que la sexta temporada se centrará en la paternidad de Lily y Marshall lo que nos llevara a volver a tener trama central y a que el protagonismo este más repartido, lo que a priori debería ser una buena noticia. Así nos despedimos un año mas de H.I.M.Y.M. y pese a sus pequeños problemas, la echaremos muchísmo de menos.
Leer más...