martes, 9 de noviembre de 2010

H.I.M.Y.M 6x08 Kyle McLahan en la temporada de los cameos

Parece que esta va a ser la temporada oficial de los cameos en How I met Your mother, en tan solo 8 capítulos hemos visto pasar a Will Forte, Rachel Bilson, Maury Povich (aunque a este ni le conocia) o Jennifer Morrison (lo suyo es más bien un papel). En este episodio tenemos el placer de ver a Kyle McLahan, el inolvidable Dale Cooper de Twin Peaks, en el papel del marido de Zooey. No hace falta preguntarse quien será el próximo participante en este carrusel de cameos porque ya lo sabemos: en 2 semanas Jorge García, alias Hurley, visitará McLaren´s.
Cameos a parte el episodio de esta semana es de esos en los que las risas se sacrifican un poco en beneficio del avance de la historia. Y vaya si ha avanzado. Hemos conocido la identidad del padre de Barney, que Marshall dejará en un futuro, no sabemos si lejano o cercano, el Goliath National Bank y hemos sido testigos de los primeros flirteos entre Ted y Zooey (ese bailecito, esa conversación oída sin querer) casi .
Lo de Zooey me ha sorprendido bastante, tan activista ella no pega como mujer florero. Probablemente no tardemos mucho en conocer la historia de su matrimonio con el capitán pero me da la impresión que el lacrimógeno discurso que le suelta a Ted tiene más de cierto de lo que demuestra el capitulo, escena en la cual por cierto Ted vuelve a mostrarse como el pagafantas televisivo por excelencia.

Para acabar, sorpresa sopresa, lo mejor y lo peor del episodio.

Lo mejor
- Se agradece de vez en cuando algún capítulo en el que la trama avance tanto.
- El combate entre Robin y Barney por ver quien tocaba más cosas, en especial la escena en la que el guardia les esta abroncando en su despacho mientras ellos siguen tocando todo.
- El Marshall de la universidad increpando al Marshall actual por su aguante en la cama.
Lo peor
- Tras un par de semanas en las que había tenido unas aceptables dosis de humor Lily regresa a su versión insufrible y dominante. Es superior a sus fuerzas (y a las mías)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada